Casas antiguas

Si tienes la suerte de haber adquirido una vivienda antigua, lo más normal es que le hagas una buena limpieza y puede ser que alguna reparación para después de esto decorarla.

Aunque cualquier rincón puede ser encantador, hay algunas partes más destacadas que otras, por ejemplo, la escalera. Estas suelen ser muy grandes y de madera, además de sus pasamanos, los cuales, igualmente suelen ser de madera con soportes de hierro. El paso del tiempo y la humedad, los corroen y estropean. Si has de restaurar  la escalera, comienza por la baranda. En primer lugar has de pulir y barnizar. Posteriormente, a la base, si está oxidada habrás de lijarla también. Por último pinta con pintura brillante o esmalte. A continuación sigue con los escalones, comienza desde arriba hacia bajo, has de pulir y barnizar.

La chimenea, es otra parte encantadora de la casa. Usualmente, las casa antiguas, poseen la chimenea abierta, es decir, de ladrillo y cemento. Puedes optar por dejarla igual o empotrar en el mismo lugar una actual, más fácil de encender, pero que no se salga de lo tradicional.

El suelo, es donde más se nota la antigüedad, este es el que más desgaste y  mal trato sufre. Restaurarlo puede suponer un gran coste económico. Lo más aconsejable, son las tarimas flotantes, estas pueden ser de madera natural o melanina, dan un toque muy especial, cálido y elegante. Las tarimas son muy fáciles de instalar y su mantenimiento consta de un simple pulido para renovarlo con el tiempo.

Fuente: terra

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>