Etiquetas Artículos etiquetados como "muebles antiguos"

muebles antiguos

Los muebles tienen una vida útil limitada, periódicamente requieren de algún tipo de mantenimiento o renovación y así conseguir alargar su utilidad y darle un nuevo aspecto. Una de las alternativas es realizar la técnica de decapado, una ideal que se adaptará perfectamente a los muebles antiguos o a los muebles más modernos en los que se quiere cambiar su aspecto actual.

Una de las piezas más atractivas que se puede añadir  a la decoración de una habitación es, sin duda, un mueble antiguo. Se trate de antigüedades, almonedas o muebles de colección, su tratamiento de la madera, el diseño y los detalles añade una suntuosidad a prueba del tiempo que imprime un sello personal e indeleble a cualquier ambiente.


Sin embargo, no siempre ese sencillo añadir estos elementos a un ambiente, y se corre el riesgo de que la pieza quede aparte o sofoque al esto de la decoración.

¿Cómo se puede integrar un mueble de época a un ambiente contemporáneo?

Una manera muy sencilla de crear un vínculo entre los estilos más contemporáneos y un mueble de cierta antigüedad, es crear un espacio mediante el papel pintado.

Usar motivos intrincados o con referencia a ciertas épocas, crea un enlace entre el mueble y el resto de la decoración, además de que añade un espacio atemporal, para la mejor apreciación de la pieza.

Imagen | Bhg

Algunas veces hemos pensado en complementos antiguos de nuestras abuelas para decorar nuestra casa, pero no sabemos cómo hacerlo. Hay muchas ideas para lograrlo, rescatar esos muebles que tanto tienen que contarnos y volver a resurgirlos. Esta decoración cada vez tiene más tendencia.

En ocasiones, nos queremos deshacer de muebles que ya estamos cansados de verlos por el tiempo que llevan con nosotros, pero esto es una idea equivocada, pues nos pueden dar un papel decorativo muy interesante, incluso tu hogar tendrá un toque más interesante.

Los sofá viejos, deteriorados, no tienen por qué apartarse para ser olvidados, los podemos restaurar o tapizar, pues lo que importa es la estructura.

Las estanterías con unos años, podemos darle una buena mano de pintura o barniz, quitarles esos golpes y maltratos que ha tenido con el paso del tiempo y dejarlas como nuevas. Si te atreves a darle  un color atrevido, esto ya es a gusto tuyo. Los tiradores de cajones y armarios que esta pueda tener, son una parte fundamental para darle otro aspecto, los puedes cambiar por otros más a tu gusto o que se adapten al ambiente.

Los suelos de madera, son muy comunes en las casas antiguas, si tienes uno de estos,  recupéralo, dale una buena mano de pintura, actualmente existen pinturas muy resistentes como las que se utilizan en los barcos, estas son de poliuretano y suelen durar como mínimo 6 años. Antes de aplicarla, el suelo ha de estar limpio, sin restos de anteriores pinturas.

Fuente: decorando interiores

 

Los muebles pueden ser aprovechados de forma muy diferente, podemos usarlo con funciones distintas. Muchos de ellos, pueden esconder secretos como bandejas que pueden ocultarse, laterales que se abren… un sinfín de sorpresas que nos encantarán.

La cómoda de la abuela que tantos años hemos visto abandonada en el rincón, la podemos pintar de un color a tono con nuestra casa y usarla como recibidor. Sus grandes cajones nos servirán para guardar cosas con gran capacidad.

Un baúl que no sabemos qué hacer con él, puede ser tapizado y servirnos de banco para colocarlo en nuestro salón, convirtiéndolo en un asiento apetecible  y a la vez muy útil para guardar las revistas o cojines que a veces nos sobran.

El sifonier, puede servirnos de joyero con un poco de maña. En los lados, podemos aplicar unas puertecillas para que al abrirlas nos resulten útiles para colgar nuestros collares. Sus cajones serán ideales para guardar anillos, pulseras… y su sutil espejo para, por supuesto, ver cómo nos sientan nuestras preciosas joyas.

Las sillas viejas de la abuela o de nuestra madre, también se pueden volver atractivas, con una buena mano de pintura y unos cojines estampados, resultarán un encanto para nuestro salón.

Si tenemos una descalzadora, cuya tapicería está un poco estropeada, con una bonita tela como funda entera (al estilo de los salones de boda) nos quedará majestuosa.

Cualquier mueble puede sorprendernos, solo hace falta ganas de recuperarlos, pues ocultan secretos que podemos descubrir.

¡Manos a la obra!

 

¡Síguenos!

Pin It on Pinterest